Sólido envío de Remesas

01/nov/2018



Los hogares mexicanos que reciben remesas han ingresado 24,676 millones de dólares en forma de remesas desde el exterior entre enero y septiembre de este año, informó el Banco de México. Éste es el mayor flujo de remesas para un periodo similar desde que se tiene registro. Sólo en el mes de septiembre, los 1.4 millones de hogares en el país que captan este ingreso de sus familiares desplazados en el exterior recibieron 2,709 millones de dólares de esta manera. La entrada de estos recursos durante septiembre se convirtió en la más alta para un mes similar desde que el banco central mide estas transacciones e incorpora un crecimiento de 8.8% respecto del registro de septiembre del año pasado. No obstante, en lo que va del año la entrada de remesas completó en septiembre el quinto mes consecutivo en desaceleración y se mantiene el ingreso registrado en mayo como el más alto del 2018, correspondiente a 2,584 millones de dólares. Como estos recursos ingresan en dólares, las familias receptoras tienen que cambiarlos a pesos mexicanos para su gasto, ahorro e inversión; de manera que al pasarle el filtro cambiario, se observa un crecimiento real anual de 10.9%, de acuerdo con cálculos de Alberto Ramos, economista en Goldman Sachs. Según la información del Banco de México, el giro promedio enviado por cada mexicano desde el exterior a sus familias ascendió a 317 dólares, que muestra también una desaceleración respecto de la media captada en lo que va del año, y se encuentra lejos del recibo promedio más alto captado en México en mayo del 2007, que fue de 354 dólares. De acuerdo con la información del banco, las remesas enviadas por casi 10 millones de mexicanos radicados fuera del país llegaron a las familias mexicanas en 8.5 millones de operaciones. Entrada seguirá sólida La información del Banco de México muestra que, tal como ha sucedido desde hace más de una década, los mexicanos radicados en el exterior privilegiaron sus envíos de remesas por canales no bancarios. De manera que, en el mes, 98.7% de las remesas captadas en México llegó vía transferencia electrónica y el resto, en efectivo o especie. De acuerdo con el estratega de Goldman Sachs, continuará el flujo de remesas, que reflejará la tendencia positiva del empleo de los migrantes en Estados Unidos. Advierte que también se registrará el impacto de la política migratoria de Estados Unidos. Precisa que estos recursos seguirán apoyando a las cuentas externas y al consumo privado, pues advierte que las familias que captan estos recursos son más propensas a consumir y gastar. El Banxico realizó un análisis sobre el Impacto de las Remesas sobre la Formación de Capital en los hogares receptores en México, donde consigna que los hogares de la región sur dedican una mayor proporción de su gasto al rubro de la alimentación, pues cuentan con un ingreso promedio menor que el correspondiente a los hogares localizados en otras regiones del país. Fuente: El Economista

Noticias relacionadas